Compartir

operadores logisticos

Entre las nuevas subas en los costos anunciadas a principios del nuevo año y el reclamo del sindicato por el bono de fin de año, durante el mes de diciembre, el pasaje entre 2015 y 2016 no le da tregua al sector de transporte y logística.

Luego de varias negociaciones, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) comunicó que un nuevo acuerdo con la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros y Obreros del Transporte Automotor de Cargas, Logística y Servicios por el pago de una asignación no remunerativa de fin de año. De esa manera, se abonarán $5.300 distribuidos en cuatro cuotas, que se iniciarán en febrero de 2016, para la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y las Provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Mientras tanto, la asignación no remunerativa para el resto del país será de $4.000, en tres pagos que comenzarán en febrero de 2016.

Por su parte, las empresas que integran la rama de transporte y distribución de aguas, aguas gaseosas y cervezas acordaron el monto del adicional convencional de Inicio y de Fin de temporada, cuyo importe en total será de $10.294,54 y se abonarán en dos cuotas en diciembre de 2015 y febrero de 2016, respectivamente. En cuanto a las empresas concesionarias o distribuidoras de este rubro, se acordaron los mismos adicionales por el importe total de $ 7.214,63, a pagar en diciembre de 2015 y febrero de 2016.

 

Otro golpe a los costos

Por otro lado, ante el anuncio de un aumento del 6% en el precio del combustible, vigente a partir de enero, “el sector del transporte de cargas se ve nuevamente perjudicado en un incremento de sus costos totales”, reclamaron desde Fadeeac. La suba en el combustible impacta fuertemente en la actividad ya que es uno de los insumos principales y representa, al menos, un 35% de los costos del autotransporte de cargas de larga distancia.

Según el último índice realizado por el Departamento de Estudios Tributarios y el Observatorio de Costos de Fadeeac, en diciembre pasado los costos se incrementaron en un 2,5% y alcanzaron el 21,8% en 2015. Teniendo esto en cuenta, y a partir de los anuncios, la suba del gasoil podría repercutir en, al menos, un 2% en los costos del transporte de enero de 2016.

“En un contexto mundial donde el valor del petróleo está en baja, vemos que los importes relacionados a las gasolineras aumentan a nivel interno de manera exponencial, prácticamente doblando los internacionales. Esto repercute de lleno en nuestra actividad ya que trae aparejado una suba significativa en los costos totales que, una vez más, se ven golpeados por factores y decisiones ajenas al sector. Es por eso que resulta necesario trabajar en conjunto con todas las actividades productivas del país a los efectos de generar tarifas más eficientes y competitivas”, aseguró Juan Aguilar, secretario de Prensa y Relaciones Institucionales de la Federación.


Compartir