FIEL analizó las perspectivas del sector logístico

logistica

Como cada año, la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL) presentó las Proyecciones Económicas para Operaciones Logísticas.

La jornada comenzó con un Módulo de Análisis Laboral, a cargo de Lucio Zemborain; quien compartió el estrado con Rosendo Fraga, a cargo del Módulo de Análisis Político y Social; Juan Luis Bour, de Fiel, encargado del Análisis Macroeconómico, y Jorge Jares, responsable del Análisis de los Flujos Logísticos. El cierre, en tanto, fue con un panel empresario moderado por Carlos Musante, director Técnico de CEDOL, e integrado por el presidente de Celsur Logística, Francisco Álvarez; el director general de Gefco, Eduardo Ford; el presidente de Provinter, Andres Cacchione, y el de Tradelog, Jorge Brito.

En principio, Zemborain alertó sobre “el aumento de la litigiosidad judicial: cualquier empresa tiene hoy más juicios que antes y de montos mucho más grandes. Un juicio laboral que para la mayoría de las economías era despreciable hoy es un juicio importante a consecuencia de la legislación que se fue agregando para sancionar el empleo informal, pero que hoy los jueces ante el menor incumplimiento formal de la empresa o con la construcción de pruebas que pueda hacer la parte actora termina condenando al empresario”.

A su turno, Fraga hizo una proyección del panorama político futuro y anticipó que el próximo mandatario “tendrá que sincerar la situación económica con un escenario mundial más complejo”. En tanto que Bour previó que “la estrategia del gobierno de llegar a fin de año ha fallado” y anunció una sucesión de ajustes desde fines de 2015 hasta fines de 2016, con mayor inflación. Para el economista de Fiel, el año que viene habrá “un escenario muy débil en el mundo, sin salida rápida, con ajuste incompleto, sin mejora en la presión tributaria. Solo resta esperar un rebote, tras un nuevo ajuste, en 2017”.

 Perspectivas Logísticas

La retracción de los flujos logísticos en 2014 no se revirtieron en 2015, según reconoció Jares, quien previó que el año venidero continuará esa tendencia que se revertirá en 2017, con aproximadamente 2,5% de incremento. Destacó que el transporte de cargas “en 2014 y 2015 siguió invirtiendo” y apuntó que los costos continuaron aumentando, “menos que en 2014, pero con una importante incidencia, debido a la desaceleración de la economía”.

Asimismo, también se refirió a los costos logísticos que tienden a tener un comportamiento similar al de la inflación: “Continúan ascendiendo y esta es otra amenaza”, advirtió. Y explicó que para los primeros 7 meses de 2015, el índice de costos logísticos con transporte, elaborado por la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), registró un aumento del 15%; mientras que el índice de costos de transporte, elaborado por la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), reveló un incremento del 12.73%. “La diferencia entre ambos índices está dada por la mayor incidencia de la mano de obra en el de CEDOL”, graficó.

Finalmente, en cuanto a la infraestructura logística, Jares señaló que “es un factor que ya se está sintiendo en los costos, en la eficiencia y en la productividad, y que ya no se puede soslayar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *