La CERTIFICACIÓN DE LAS BUENAS PRÁCTICAS DE GESTIÓN EMPRESARIA PARA OPERADORES LOGÍSTICOS es el instrumento que acredita el reconocimiento por parte de CEDOL, de la adhesión del Operador Logístico al "Código de Buenas Practicas Empresarias".

Constituye una marca de calidad que reconoce el compromiso con la excelencia de las empresas del sector de operaciones logísticas.

DESCARGAR REGLAMENTO DE USO 2018

¿CUÁL ES LA MISIÓN DE LA CERTIFICACIÓN?

  • Distinguir a las empresas que cumplen con los principios del Código de Buenas Prácticas Empresarias.
  • Potenciar la sustentabilidad de las empresas del sector.
  • Certificar la calidad de gestión.
  • Que sirva de identificación de valor y prestigio.
  • Aportar una mayor transparencia a la actividad logística.

¿A QUIÉNES ESTÁ DIRIGIDA?

  • A todos nuestros Socios Activos.
  • A todas aquellas empresas que no siendo socias de CEDOL, cumplan con la definición de Operador Logístico y deseen adherir al "Código de Buenas Practicas Empresarias".

EMPRESAS CERTIFICADAS

TERCERIZACIÓN DE SERVICIOS LOGÍSTICOS

Herramientas para evitar contingencias

La tercerización de servicios logísticos es una práctica habitual cuyas ventajas resultan evidentes. La madurez alcanzada propone a todos los actores de la cadena logística nuevos desafíos y también oportunidades de desarrollo de servicios más allá del transporte y el almacenaje.

La gestión eficiente de flujos físicos e informáticos se presenta como integradora efectiva de procesos que se tornan indispensables para ejecutar Estrategias de Negocios.

En este contexto, es evidente la importancia de construir relaciones sustentables a mediano y largo plazo que minimicen las posibles contingencias de los servicios contratados.

Es por ello que en CEDOL, promovemos las buenas prácticas para ayudar a una mejor selección del Operador y también para que la implementación de Operaciones Tercerizadas resulte exitosa. (Ver en BIBLIOTECA Manual de Buenas Prácticas de Contratación de Operadores Logísticos publicado en 2007 y reeditado en 2010).

Ante este escenario, además desarrollamos un proceso de Certificación para Operadores Logísticos que se ajusta a los principios de Responsabilidad Social Empresaria que garantiza un marco adecuado de protección operativa, comercial y de gestión, para evitar la aparición de contingencias de diversa índole (económica, financiera, distribución interrumpida, pérdida de información y de confidencialidad, extinción abrupta del operador, conflictos sindicales, etc.). Una correcta evaluación de un proveedor de servicios debe necesariamente considerar esos riesgos potenciales y la manera poder minimizarlos.

Este proceso de Certificación implica la adhesión a un Código de Buenas Prácticas que es una guía de principios Éticos y de Gestión a cumplimentar por los Operadores Logísticos. Se trata de 13 principios éticos-empresarios que son verificados a través de un proceso de revisión a cargo de dos consultoras de alto prestigio internacional: KPMG y Delloite, siendo estas organizaciones las encargadas de asignar el puntaje para el otorgamiento de la certificación, lo cual garantiza la transparencia del proceso.

Alentamos a las empresas a requerir a sus operadores logísticos la Certificación de Buenas Prácticas y a valorarla como un atributo importante en sus procesos de licitación de servicios.