Compartir

Los sectores de ingeniería y producción están cambiando para enfrentarse a las tendencias y a las condiciones del mercado del futuro, y un factor clave que permitirá el éxito de los modelos comerciales es la gestión de las cadenas de suministro. Esta es una de las conclusiones del nuevo informe publicado por el equipo de Soluciones e Innovación de DHL, que se enfoca en las condiciones que habrá en este sector de la industria a partir del año 2025.

El sector de la producción contribuye a nivel mundial con aproximadamente el 17% del Producto Interno Bruto y el 14% del empleo. También es el impulsor del comercio mundial: un 70% de todo del volumen comercial del planeta radica en las compañías de este sector. En este contexto, los autores del informe destacan que las cadenas de suministro necesitan regionalizarse, interconectarse y tener más flexibilidad, ser sustentables y ágiles para adaptarse a las tendencias de mercados cambiantes, a la personalización o a requisitos normativos más estrictos.

Nuestra expectativa es que los gerentes de las cadenas de suministro tendrán que lidiar con un panorama todavía más complejo en el futuro”, explica Reg Kenney, presidente de Ingeniería y Fabricación del equipo de Soluciones e Innovación para el Cliente de DHL. “Los clientes esperarán una cartera de productos más amplia y más personalizada. Los cambios de los mercados en desarrollo, el aumento de proveedores, la carencia de mano de obra calificada y las nuevas tecnologías, harán que las compañías reconsideren sus modelos actuales de cadenas de suministro”.

Las cadenas de suministro regionalizadas necesitan tener más flexibilidad. Dado que las expectativas de las empresas y de los consumidores finales han cambiado, las compañías de han comenzado a reestructurar sus procesos de producción y a adaptar sus modelos de negocios a fin de enfocarse más en el cliente y ser más competitivas. En el futuro, esto también incluirá la fabricación inteligente y sostenible, así como nuevos modelos de colaboración en toda la cadena de valor. Las cadenas de suministro tendrán que adaptarse a medida que los países en desarrollo prosperen y las compañías dirijan su producción a estos mercados. A fin de acelerar el abastecimiento y responder de inmediato a los cambios en la demanda de bienes y servicios de los clientes, se requiere una red mundial de cadenas de suministro más regionalizadas. Sin embargo, esto también representará un reto para los gerentes de las cadenas de suministro, quienes habrán de cumplir con un número mayor de reglamentos y lineamientos específicos para cada país.

Más flexibilidad y sustentabilidad

La mayor volatilidad de la demanda de bienes y servicios también implica, en consecuencia, que las cadenas de suministro del futuro deban ser más flexibles. Las compañías estarán obligadas a decidir continuamente entre la eficiencia y la redundancia, y un elemento imprescindible será la planificación de contingencias. A la vez, las cadenas de suministro de del futuro deberán ser más ágiles, rápidas, eficientes y adaptables para poder hacerse cargo de lotes más pequeños de productos personalizados o para enfrentar variaciones impredecibles en la demanda. Esto podría involucrar la implementación de soluciones tales como la impresión 3D y una gestión de inventarios más inteligente, además de la aplicación de los conceptos de recepción de envíos en las plantas de fabricación (Inbound-To-Manufacturing) y de proveedores líderes de logística (Lead Logistics Provider).

Además, las futuras cadenas de suministro de deberán ser más sostenibles. Cada vez es más frecuente que los clientes escojan a sus proveedores en función de su rendimiento ecológico. Para reducir su impacto ambiental, las compañías deben aumentar la visibilidad a lo largo de la cadena de suministro para rastrear las emisiones de carbono de todos sus proveedores. Parte de esta solución son las cadenas de suministro conectadas e integradas: al analizar la información obtenida de los proveedores y sus subcontratistas, las cadenas de suministro deberán conectarse de manera integral y en tiempo real. Esto permitirá tener mayor visibilidad y mejor colaboración en las diferentes etapas de la cadena de suministro.

Bajo estas condiciones, la diversidad existente en el sector industrial y productivo representa toda una oportunidad. Muchas compañías ya aplican con éxito conceptos innovadores en sus cadenas de suministro, y existen conceptos bien establecidos provenientes de otras industrias, en particular de la automotriz y la tecnológica, listos para su aplicación en este sector.


Compartir