Costos: ¿Lomo de burro o meseta?

Como indica la experiencia, el tema de los costos logísticos ocupa cada vez más a las organizaciones. En el caso de los operadores, la existencia de una estructura de costos que brinde los niveles de servicio a las operaciones de sus clientes, constituye una de las variables clave de su proceso empresario y, a su vez, estos costos deben ser la contrapartida de los niveles de servicio requeridos por sus clientes.

Si bien existen tres tipos de costos (visibles, ocultos e impositivos), repasaremos los costos visibles. Cuando nos introducimos en el tema, vemos que hay una serie de costos que si bien no son controlables ni por operadores ni por clientes, tienen la característica de estar bien documentados, con difusión pública, transparentes, de aplicación imprescindible y necesaria, tales como: mano de obra directa (40/89); combustibles; seguridad; alquileres o amortización del equipamiento y de los m2 donde se realizan las operaciones; seguros y otros costos necesarios como neumáticos, peajes, patentes, etc.

Todos estos componentes, que constituyen una parte significativa del costo de las operaciones, figuran y son calculados mensualmente por la Universidad Torcuato Di Tella y la Universidad Tecnológica Nacional, para conformar los habituales indicadores de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac) y de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), respectivamente. Esta metodología permitió al mercado tener una herramienta y un respaldo de autenticidad, sólido y solvente, que no permite dudas sobre los resultados del cálculo y, de esta manera, mantener el equilibrio necesario para la relación entre las partes.

Tormenta perfecta

Como se puede observar al repasar los años anteriores, los porcentajes fueron sumamente altos y distorsivos dentro de la economía real, esto es justamente lo que producen los escenarios con alta inflación: distorsionan los valores relativos de un servicio o producto. Pero hay que entender e interpretar este fenómeno para que no se perjudiquen las relaciones entre las partes y para que no salgan notas referidas al impacto de los costos operativos como si estos fueran culpables de la subida general de precios de la economía. Los costos operativos del transporte y la logística no son los formadores de precios, son parte de los costos de una organización, pero no forman las grandes distorsiones que se suelen mencionar.

Ahora bien, en el período que va del 1 de enero al 30 de junio de 2017 se ingresó en una aparente normalidad. Pero a partir del mes de julio, se formó una tormenta perfecta con el incremento del combustible (6%) y de la mano de obra (11%). Tomando en cuenta estos 2 drivers solamente, los indicadores se elevarán a niveles semejantes o superiores al 13%.

Es preocupante, pero esperamos que sólo tenga un efecto “lomo de burro”: subimos cuando los cruzamos y luego vuelven a la normalidad. ¿Será así? Difícil pronosticarlo porque ya hay otros incrementos de mano de obra fijados por la paritaria para el corriente año, un alza de costos de seguridad y, además, se habla de un nuevo incremento de combustible para octubre. Esperemos que no se produzcan, pero nos quedamos con la inquietud.

Es notorio que estamos mejorando con respecto a los últimos años, pero aún falta camino por recorrer. Debemos continuar trabajando en equipo entre el Estado Nacional, los generadores de carga y los prestadores de servicios para mejorar los costos. Los medibles, pero también los ocultos y las improductividades.

Autor: Carlos Musante, director Técnico de Cedol.

 

Especialistas de Argentina y Uruguay reunidos por la Logística Latinoamericana

Buenos Aires, 01 de julio de 2017-. El pasado 27 de junio, miembros de la comunidad logística argentina visitaron la ciudad de Montevideo, Uruguay, con el objetivo de estrechar lazos con dicho país en diversos aspectos vinculados a la actividad logística, así como también comenzar a delinear la organización de la próxima Comisión Directiva de la Asociación latinoamericana de Logística (ALALOG) que se elegirá en septiembre de este año, en la reunión que se llevará a cabo en San Pablo, Brasil.

La delegación de Argentina estuvo encabezada por Jorge López, presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL); Carlos Musante, director Técnico de la misma entidad, y Hernán Sánchez, residente de la Asociación Argentina de Logística (ARLOG).

La comitiva se reunión por la mañana con los titulares de la Asociación Uruguaya de Logística (CALOG), Juan Carlos De León (presidente) y Gabriel Sánchez (vicepresidente) y por la tarde, luego de un almuerzo de camaradería, la delegación argentina fue recibida por el secretario General de ALADI, Carlos Álvarez, y el subsecretario de Desarrollo del Espacio de Libre Comercio de la entidad, César Llona, para intercambiar ideas, visiones y lineamientos sobre el plan de trabajo 2017 y otros próximos proyectos.

Sobre CEDOL y sus Índices de Costos

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos se fundó en noviembre de 1998 para asumir la representación de las empresas que tienen como principal actividad la prestación de servicios logísticos: traslados, almacenamiento, ensamble y procesos industriales, fraccionamiento de mercaderías para su transporte y distribución, ejerciendo el control, la administración de la información y la responsabilidad en las etapas de la cadena de abastecimiento. Al auspiciar las Buenas Prácticas, la entidad impulsa procesos y tecnologías que permiten brindar a sus asociados un buen nivel de calidad de servicio a un costo adecuado. CEDOL es una entidad miembro de la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (FADEEAC). Desde hace más de 15 años, emite de forma mensual el Índice Nacional de Costos Logísticos bajo dos formatos: uno que incluye el costo de transporte de las operaciones logísticas y otro indicador sin costos de transporte. Su objetivo es reflejar mensualmente las variaciones que sufren los costos de los operadores logísticos de todo el país y ha sido construido en función de una operación logística tipo, en el orden nacional, que contempla las variaciones de costos para los siguientes rubros: Recursos Humanos, Transporte y Distribución (en todos los modos), Sistemas y Comunicaciones, y Administración de Stocks.

Gracias por su Difusión

Cámara Empresaria de Operadores Logísticos

Sánchez de Bustamante 54. Buenos Aires.

(011) 4860-7775/6 www.cedol.org.ar

 

Comunicación & Prensa: Carlos Toppazzini // 15- 3694-3327  // comunicacion@cedol.org.ar

Una explicación simple sobre Costos Logísticos 

Durante el 9° Encuentro Profesional de Logística organizado por Cedol, y a raíz de la actual desinformación que circula en distintos ámbitos sobre los costos logísticos y del transporte, la Cámara –en conjunto con Fadeeac- presentó un video explicativo para comprender simplemente la conformación de precios del sector, así como los indicadores que impactan en los costos finales de los productos.

El objetivo es acercar a la sociedad un formato didáctico y ameno para interiorizarse en la temática, y no caer en falsas conclusiones fruto de los comentarios que realizan algunos segmentos empresarios sobre la incidencia de la logística en la competitividad de la economía.

A continuación, le ofrecemos el video que también puede compartir desde YouTube.

 

 

“Argentina marca tendencia en la región”

Así lo señaló Juan Carlos Rodríguez, Presidente de la Asociación Latinoamericana de Logística (Alalog), quien durante una breve estancia en el país ofreció su visión continental de la actividad logística.

“Han sido años difíciles para nuestra región y todavía hoy se siente lo que fue la baja en la actividad. La complejidad de adecuarse a los costos provocó que los márgenes de los operadores logísticos sean realmente duros y eso nos llevó a enfrentar re-estructuraciones internas o renegociación de contratos con los clientes”, reconoció. Aunque, más optimista, aseguró que “si logramos unos años de certidumbre que permitan recuperar el consumo y reflejen cierta estabilidad, los operadores logísticos podrán dedicarse a trabajar en lograr mayor productividad y competitividad”. Para Rodríguez, “el atraso de los costos logísticos a nivel regional está dado por la falta de inversiones en infraestructura y las demoras en cuestiones aduaneras”. Aunque, reconoció, “lo que ocurre en Argentina con los costos logísticos no pasa en otro país de la región. Que se mencione al sector como responsable de la falta de competitividad no se entiende. En todo caso, es momento de sentarse a la mesa con todos los involucrados y conocer las necesidades de cada parte para, en forma conjunta, aportar a la competitividad del país”.

¿Hay desconocimiento por parte de los dadores de carga sobre los costos logísticos?

En gran medida, todas las empresas conocen de logística, pero parece que algunas prefieren no prestar atención para no revisar sus propios costos y ver de qué manera los mejoran. Sucede que nuestros países son caros, América latina es cara, ya sea por aumentos de costos en las operaciones, cuestiones salariales, impositivas, tasas portuarias o cierta demora en el tipo de cambio que nos han hecho perder competitividad respecto del resto del mundo.

¿Cómo se revierte esa situación?

Con previsión, con más estabilidad y proyección a largo plazo. En el sector logístico existe una madurez empresarial que permite comenzar a compartir cargas, fletes o instalaciones; y se está dando porque cada uno sabe bien qué segmento cubre con su operación. Por ejemplo, en México, dos operadores logísticos muy grandes, competencia entre ellos, descubrieron que compartiendo camiones en una ruta al Pacífico eran más eficientes y competitivos, con dos clientes que eran absolutamente compatibles. Pero para este tipo de prácticas es necesaria cierta previsión y países como Argentina o Brasil, requieren analizar estas cuestiones a largo plazo.

¿Cuáles son los temas que dominan el debate regional?

No caben dudas de que la productividad debería ser una cuestión clave. Hoy estamos trabajando en Uruguay y Brasil para desarrollar junto con Universidades la medición de costos logísticos, lo cual surge a partir del indicador que desarrolló Argentina hace tiempo.

También observamos la manera de llevar la capacitación a la base, cómo llegamos al operario, porque falta formación en ese segmento. Además, nos interesa desarrollar la cuestión ética, que llegó para quedarse, y debe ser un compromiso entre los privados para que sean ellos mismos los encargados de penalizar a quienes no trabajen éticamente.

Por suerte, finalizó Rodríguez, “la comunidad logística de los diferentes países del continente está cada vez más unida, hablando el mismo idioma, lo que nos ayuda a ser más previsibles”. Para el titular de Alalog, “Argentina marca tendencia y que aquí debatan sobre innovación y productividad, debe alegrarnos a todos en la región”.

 

 

Innovación, productividad… Y defensa del sector

Interesados por la innovación y productividad, el sector logístico reunió cerca de 1000 asistentes en el 9° Encuentro Profesional organizado por la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), que se realizó el 26 de abril en la sede de la Universidad Católica Argentina en Puerto Madero. Sin embargo, quedó claro que también estaban preocupados por las menciones de ciertos sectores empresariales e industriales sobre los costos logísticos y su incidencia en la competitividad de la economía.

Daniel Indart, Presidente de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), fue el primero en referirse al tema durante su discurso y señaló que “se habla mucho en los medios y otros ámbitos empresariales sobre los costos logísticos pero, como miembros del sector e integrantes de una cadena de abastecimiento, queremos dejar en claro a la sociedad que lo que se dice no es cierto”. Y explicó que “no somos formadores de precios y todos los componentes de nuestros costos que conforman las tarifas surgen de los impuestos que cobra el Estado, el elevado precio de los combustibles, los peajes y otras cargas laborales que, en conjunto, representan casi el 80% del costo operativo de nuestras empresas”.

Al respecto, Jorge López, Presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), coincidió en que “todo lo que se habla sobre costos logísticos es falso y nadie profundiza el tema”. Para el directivo, se somete al sector “a una campaña de información distorsionada, liviana y superficial, que acusa a la logística y al transporte de ser costosos, cuando el problema es mucho más profundo y general, vinculado al costo argentino generado por cargas impositivas, burocracias administrativas, costos laborales o de insumos, que nos colocan en desventaja respecto de otras economías”.

El titular de Cedol reconoció que se trata de un argumento que enfrentan desde el año pasado “cuando surgieron unas declaraciones de la Unión Industrial que daban cuenta de un informe en el que aseguraban que hace 10 años el costo logístico representaba el 10% del valor de un producto en góndola y, actualmente, esas cifras trepaban entre un 17% y 23%”. Con asombro, confesó López, “nos comunicamos con esa entidad para consultar las cifras y compararlas con los indicadores de costos que generamos hace más de 15 años con la certificación de una universidad nacional; pero para nuestro desconcierto, nos dijeron que en realidad los números se los había comentado un consultor. Esa es la seriedad y profundidad con que se lanzan afirmaciones sobre costos logísticos desde ciertos sectores y que después reproducen los medios”, lamentó. Por eso, dijo, “estamos comprometidos con la generación de debate para compartir con el mercado y así difundir mejores prácticas que favorezcan la productividad y competitividad de todos”.

Por su parte, Hernán Sánchez, Presidente de la Asociación Argentina de Logística Empresaria (Arlog), fue preciso al marcar que “no se crece ni se sale de las crisis sin productividad”. Lamentablemente, reconoció, “esta fue una palabra casi prohibida en el ámbito empresarial local durante mucho tiempo y ahora debemos trabajar para cambiar eso porque la productividad genera riqueza, agrega valor y, sin ella, no seremos competitivos y nos iremos alejando cada vez más del mundo”.

Referente en la región

En lo que se refiere a logística, siguió Sánchez, “nuestro país es altamente productivo y somos una referencia permanente para la región. El problema que tenemos no está asociado a los procesos o la operación en sí, sino a deficiencias de infraestructuras y, sobre todo, a cuestiones de índole impositiva y administrativa”.

En sintonía, Juan Carlos Rodríguez, Presidente de la Asociación Latinoamericana de Logística (Alalog), confirmó que “Argentina marca tendencia para toda la región. Sus buenas prácticas logísticas se expanden a Brasil, Uruguay, Colombia o México; y eso ya se aprecia, por ejemplo, en los indicadores de costos logísticos que generó Cedol y que hoy intentan reproducir otros países del continente”. Por eso, remarcó, “que acá se hable de productividad e innovación es una buena señal para Latinoamérica”.

Nueva publicación técnica

En un contexto dominado por la reducción de costos, innovar permite sumar valor agregado y es un punto diferenciador para los operadores logísticos en el mercado. Por eso, la temática elegida para la edición del libro técnico que la Cámara lanzó este año se centró, precisamente, en la “innovación y productividad de las operaciones logísticas”. Durante el encuentro, los autores de la publicación -pertenecientes a distintas empresas miembros de Cedol-, repasaron los puntos centrales de sus capítulos y dejaron algunas conclusiones como: “trabajar con un sistema de calidad implica procesos documentados que reducen los desvíos; y al hablar de productividad, lo primero es conocer los procesos para evitar costos ocultos, costos de la no calidad. En definitiva, trabajar con calidad es más seguro y menos costoso”.

Asimismo, quedó en claro que “la innovación no se refiere sólo a la tecnología sino que innovar son formas, procesos, información, interacción, etc. Y su objetivo es estar a la vanguardia para lograr competitividad, por lo que debe estar alineado con la política principal de la logística, vinculada con atención al cliente”.

Reconocimientos y presencia internacional

Al igual que en ediciones anteriores, Cedol otorgó el Premio a la Trayectoria y, en esta ocasión, fue para el Ingeniero Enrique Vitale, profesional con extensa actividad en el mundo de los sistemas aplicados a la logística y el supermercadismo. Desde su puesto al frente de Código (actual GS1), Vitale fue un gran impulsor del sistema de codificación y código de barras, realizando un aporte clave a la innovación del sector.

Por otro lado, la donación anual que realiza la Cámara a una organización del tercer sector –esta vez de $85.000-, fue para el Club Atlético Virgen Inmaculada (CAVI) que, desde el corazón de Villa Soldati y a través del deporte, realiza un permanente trabajo en favor de la inclusión de los más chicos, con una idea-fuerza centrada en el concepto de prevención.

Por último, en la segunda parte del encuentro, se presentó Judith Giacchino, consultora internacional en operaciones y servicios de valor agregado, quien se refirió al auge de la logística inversa como práctica habitual en países desarrollados. “Se trata de una herramienta estratégica con beneficios que van desde la reducción del impacto ecológico hasta nuevos negocios”, comentó. También identificó al transporte de devoluciones, la refabricación de productos y su reventa, como “3 segmentos de oportunidad para nuevas actividades logísticas”; y destacó que “se trata de una realidad que puede traducirse en generación de dinero y que aporta a la relación con el cliente y su fidelización”.

Además, se refirió a la diferencia entre logística inversa y logística verde al señalar que “esta última se enfoca en actividades que tienen que ver con el impacto ambiental, mientras que la inversa se centra en lo comercial”. En cualquier caso, sintetizó la especialista, “al final del día, el secreto de la innovación en este tipo de operaciones no pasa por crear algo nuevo, sino por pensar fuera de la caja”. Y pronosticó que “en los próximos 5 años la logística inversa crecerá en Latinoamérica impulsada por el incremento de la venta online y la prestación de servicios cada vez más ecológicos”.

 

Un año del Ministerio de Transporte

 

En diciembre se cumplió un año de la creación del Ministerio de Transporte, una medida dilatada por los gobiernos y reclamada por el sector desde hace mucho tiempo, aunque -explican algunos- lo ideal hubiera sido denominarlo “de logística” para marcar una clara definición política, con mayor alcance, visión de futuro y un definitivo criterio integrador. Lo cierto es que, más allá de los títulos, la iniciativa fue celebrada y recibida con grandes expectativas y no menos incertidumbres. Semejante responsabilidad cayó en manos de Guillermo Dietrich, proveniente de esa cartera en el Gobierno de la Ciudad y alejado del perfil que en el ambiente llamarían “del palo”.

Un Ministro que, tal vez motivado por estos primeros doce meses de gestión, se vio bastante seguido estas últimas semanas en distintos medios de comunicación repasando acciones o adelantando medidas y, sobre todo, ofreciendo algunas definiciones que no pasaron desapercibidas. “El camión va a seguir siendo el medio de transporte más importante de nuestra actividad comercial, porque hoy aglutina el 96% de la carga transportada; por eso, en una Argentina que crece va a haber más camiones”, declaró Dietrich y al instante comenzó el murmullo entre los protagonistas del transporte ferroviario, marítimo, fluvial y hasta aéreo. Pero también, incluso, se alzaron voces desde las empresas de camiones.

Mediante un comunicado, la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (Fadeeac), aseguró que “desde el sector sabemos que muchas son las cuestiones a resolver para que la actividad continúe creciendo, entre ellas, bajar el costo logístico y mejorar los accesos y caminos”. Además, puso el foco en otras palabras del Ministro donde asegura que “bajar la carga impositiva que pesa sobre el transporte de cargas y las mejoras en infraestructura, están dentro de los objetivos prioritarios que tiene el Gobierno Nacional”.

En el mismo texto, la entidad aclaró que “si bien celebramos el compromiso del Gobierno Nacional en trabajar a favor del multimodalismo, mejorando la infraestructura y bajando la carga impositiva que recae sobre el sector, necesitamos que los diferentes actores del Gobierno también den su apoyo revisando temáticas como los costos del combustible, los peajes, el financiamiento y la competitividad del sector”.

Necesitamos que estas cuestiones se traten con urgencia para que el transporte de cargas continúe como el principal protagonista del comercio”, reclamaron desde la Federación.

Visión integradora

La mayoría de los empresarios de la actividad logística y el transporte, coinciden en destacar que durante este primer año de gestión “se reactivó el diálogo con el Gobierno” y, sobre el Ministro en particular, rescatan su predisposición a “escuchar los reclamos y atender propuestas” para encarar acciones conjuntas. “Entiendo que no es fácil tener un Ministerio nuevo y meterse en el mundo del transporte y la logística”, reconoce Hernán Sánchez, Presidente de la Asociación Argentina de Logística (Arlog). “Por eso veo la creación del organismo, en general, como algo muy positivo; aunque en lo específico, quizás, me hubiera gustado ver concretado alguno de los planes estructurales que existen”, analiza.

Pasar de Secretaría a Ministerio “es conveniente para la actividad”, concuerda Jorge López, Presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), pero reconoce que “la agenda es muy grande” y debería incluir temas como “un plan maestro en el Mercado Central para la concreción de un nodo logístico, la infraestructura o los tiempos de demora en el acceso a puertos”. En ese sentido, Ignacio Rey Iraola, Presidente de SAF, apunta que “quizás se están focalizando mucho en autopistas” y “hay que ver el desarrollo de todos los caminos secundarios, clave para optimizar la logística y desarrollar, por ejemplo, el mercado agropecuario”.

Sin embargo, según López, el tema prioritario en el sector sigue siendo el de los costos generados a partir de los elevados impuestos y aumentos de combustibles o peajes: “no veo que pueda tener remedio a corto plazo por la altísima carga impositiva que existe. Lo sufrimos mucho ya que el 40% aproximadamente del costo del transporte es carga impositiva”.

Por su parte, Ricardo Cruz, Director de Negocios de Andreani, espera en algún momento hablar de Ministerio de Logística “para atender muchas asignaturas que quedan por trabajar más vinculadas a la integración”. Más allá del estado deficitario de las rutas, el ejecutivo mencionó la problemática logística de las grandes ciudades como “un aspecto que se seguirá complejizando y que requiere un análisis profundo para concretar un plan a largo plazo”. En tanto que Marcelo Ormaechea, Director de Celsur, considera que “aún debe articularse, depurarse y tratar de mejorar el alcance del Ministerio para que sea efectivo”. En este sentido, ejemplifica, algunas funciones aparecen superpuestas ya que “todavía encontras obra pública en el Ministerio de Frigerio o que Producción aparece con proyectos meramente logísticos. Creo que falta terminar de articular las funciones para que efectivamente el Ministerio de Transporte englobe todo el movimiento de cargas, desde la ruta y los vehículos, hasta depósitos, ferrocarriles o puertos”.

Por último, agrega Rey Iraola, “ojalá que esta decisión ministerial se mantenga en el tiempo y sigan escuchando a los protagonistas del sector”.

Fuente: Artículo publicado en el Suplemento Trade de Ámbito Financiero.

Las cadenas de suministro del futuro

Los sectores de ingeniería y producción están cambiando para enfrentarse a las tendencias y a las condiciones del mercado del futuro, y un factor clave que permitirá el éxito de los modelos comerciales es la gestión de las cadenas de suministro. Esta es una de las conclusiones del nuevo informe publicado por el equipo de Soluciones e Innovación de DHL, que se enfoca en las condiciones que habrá en este sector de la industria a partir del año 2025. Sigue leyendo

Una visión del Council of Supply Chain Management

FOTO 3

CSCMP (Consejo de Profesionales en la Gestión de la Cadena de Suministros) es una organización profesional de Estados Unidos que realiza anualmente una conferencia en distintas ciudades del país, con asistencia de profesionales de todo el mundo para conocer los avances y tendencias en temas relacionados con la cadena de abastecimiento. Sigue leyendo

Logistas argentinos en el 32° Council de SCM

logistas

El Council of Supply Chain Management Professionals (CSCMP) se llevó a cabo entre el 25 al 28 de septiembre, en Gaylord Palms Resort and Convention Center, Kissimmee, Florida. El mayor encuentro de profesionales de logística y supply chain del mundo reunió a más de 3 mil profesionales de más de 40 países, entre los cuales se encontraba una docena de logistas argentinos, junto al presidente de ARLOG, Hernán Sánchez. Sigue leyendo

La particular logística de Tierra del Fuego

Logistica

Tierra del Fuego es origen y destino de un sinfín de bienes, hay un alto porcentaje de ingreso de carga para el comercio en general, insumos para la industria electrónica, sin olvidar a la industria del turismo, con un crecimiento exponencial. Las salidas semanales hacia todo el país permiten una comunicación que hace años era impensada, y que es muy valorada para los comerciantes y vecinos de la capital provincial. Sigue leyendo