Hace 20 años, un grupo de 15 empresas de logística decidió unirse para compartir prácticas y valores, desarrollar la actividad y generar confianza en un sector que se consolidaba a nivel local. En ese momento nacía la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol) y, entre sus fundadoras, se encontraban compañías como Agrocom, Andreani, ATA, CAT, Celsur, Distribuidora Metropolitana, Emery, Gargano, Loginter, Oliva, Provinter, Ryder, Saf, Trans y Villalonga Furlong.

En aquella reunión de 1998, este conjunto de empresas daba un paso clave para la profesionalización de la logística argentina. Hoy, Cedol cuenta con 39 socios activos que, en conjunto, facturan más de $30.000 millones al año; organizó 10 Encuentros Profesionales que se volvieron un clásico, editó publicaciones técnicas, un Manual de Buenas Prácticas y, por sobre todas las cosas, llevó a la logística nacional a convertirse en referente regional y latinoamericano.

Con este recorrido, y pese a la difícil situación económica que atraviesa la economía en general, los directivos consideraron necesario celebrar sus primeros 20 años junto con asociados y colaboradores porque “empresarios y dirigentes trabajamos con pasión y esfuerzo para hacer realidad los objetivos q compartimos desde nuestra creación”, señaló Jorge López, presidente de Cedol.

El ejecutivo también se refirió a la actualidad al indicar que “nos quieren meter en disputas de otros grupos de poder y se nos critica injustamente por intereses mezquinos, pero nuestra respuesta debe ser la de siempre: trabajar para el desarrollo, con  profesionalismo y más servicios”.

Además, remarcó de manera contundente que “nadie en este país hace tanto por bajar los costos logísticos como las empresas de esta Cámara; pese a los permanentes palos en la rueda que le ponen a nuestra actividad con subas en los precios de los insumos, cifras impositivas desorbitantes y otras medidas que atentan contra la productividad y competitividad de todos”.

Camino de aprendizaje

“En 1998, éramos una incipiente empresa de logística”, recuerda Andrés Cacchione, presidente de Provinter y Tesorero de Cedol. “Participar en la Cámara nos permitió aprender, copiar, mejorar y sumar las prácticas que ya implementaban otras empresas más desarrolladas y, desde nuestro lugar de empresa más pequeña, aportar una visión diferente y problemáticas que a veces las grandes compañías no perciben”, explica.

Por su parte, Carlos Musante, responsable Técnico de la Cámara, recuerda que “la crisis de 2001 afectó el 95% de las operaciones y, en ese contexto, surgió el Índice de Costos Logísticos como una referencia para los contratos y negociaciones comerciales”. Musante, quien fue reconocido por su aporte a la entidad durante la cena aniversario, reconoció también que “esa herramienta fue clave para los operadores logísticos” y que, tiempo después, se decidió darle “mayor respaldo y transparencia con la participación de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN)”.

Cuando se creó Cedol, nuestra empresa apenas tenía 2 años y el hecho de incorporarnos nos intimidaba un poco”, reconoce Enrique Rivas, vicepresidente de Loginter y vicepresidente 1° de la Cámara. “Pero en seguida entendimos que al unirnos, compartir problemáticas y buscar soluciones comunes, íbamos a crecer en equilibrio y en calidad de servicios. Y ahora, ir a la Cámara significa encontrarse con amigos que padecemos los mismos problemas y queremos las mejores soluciones”, agrega.

“En estos 20 años hubo una gran generación de conciencia del sector, un gran aporte de personas que transmitieron conocimiento para darle prestigio y calidad a la actividad”, reconoce Hernán Sánchez, de Celsur y ex presidente de Arlog. Para los próximos años, aporta, “se viene un gran fortalecimiento del sector a partir de la importancia que la logística cobra en el mundo para aportar productividad y valor genuino para la sociedad”.

Por su parte, Ignacio Rey Iraola, presidente de SAF y vicepresidente 2° de Cedol, analiza: “recordemos que cuando nació Cedol, Amazon apenas vendía libros. Muchos cambios se produjeron desde entonces y nosotros crecimos en mejores prácticas y nos desarrollamos para mejorar toda la cadena de abastecimiento en el país”. En tanto que Norberto Pennela, director de Cruz del Sur y vicepresidente 3° de Cedol, indicó que “al pensar la actividad de la Cámara en los próximos años, la línea de trabajo sería continuar el camino del desarrollo, incrementar la profesionalización y la innovación del sector, asumiendo un rol cada vez más protagónico, fortaleciéndose como referente del país y colaborador para el Estado y las demás empresas”.

En efecto, coincide Jorge López, lo más importante es el futuro: “Debemos abandonar intereses mezquinos y nivelar hacia arriba para seguir construyendo y jerarquizando la actividad a partir de valores que hacen a la sustentabilidad del sector y al desarrollo de la economía nacional”. La manera de hacerlo, puntualizó, “es entender mejor las necesidades de nuestros clientes y participar cada vez más de la cadena de valor”.