Capacidad de Cargas: más detalles de la propuesta de Fadeeac

La Propuesta Técnica Vehicular de FADEEAC para el aumento de la capacidad de carga en las unidades de transporte, responde a la necesidad de reducir los costos y mejorar la rentabilidad de la actividad. Básicamente, consiste en una serie de medidas escalables, a implementar a corto plazo y al alcance de la gran mayoría de los transportistas. Incluyen la modificación de vehículos existentes, pero tiene en cuenta la necesidad de ofrecer mayor seguridad junto con el aumento de la capacidad.

La clave de la propuesta está en elevar el actual techo de 45 tn para combinaciones de vehículos, lo que limita efectivamente el uso de configuraciones más estables debido a que no son rentables. Para lograr configuraciones de mayor capacidad, el análisis se basa en: el respeto de los valores actuales de capacidad máxima de los ejes y conjuntos de ejes; la posibilidad de aprovechar el incremento del 5% permitido para ejes que cuentan con suspensión neumática; la repartición de pesos en una proporción de 40% a 60% entre vehículo motriz y remolque, respecto del total; la necesidad de asegurar la transmisión de pesos mínimos a la calzada por parte del o los eje(s) de dirección; y el aumento de la relación potencia-peso de la unidades de transporte de carga.

Además, se apunta a la incorporación de tecnología vehicular más moderna y segura, más ágil en el tránsito y que tenga una incidencia menor en el medio ambiente.

¿Qué exigencias técnicas propone?

La propuesta de Fadeeac apunta a los vehículos con combinaciones de más de 50 tn. y hasta 55,5 tn. Su objetivo es aprovechar la potencia de vehículos motrices en circulación de mayor potencia y dar un incentivo en términos de capacidad a aquellos que invierten en equipos modernos con sistemas de seguridad activa de altas prestaciones.

Además, se propone la incorporación de un modelo nuevo de semirremolque para Argentina, con una configuración de ejes tipo 1+1+1, cuya circulación fue autorizada en Brasil hace varios años y hoy en día es una parte integral del mercado del país vecino.

Debido a que se tratarían de unidades de alta capacidad de carga, se considera que sus diseños deberían superar las exigencias actuales y hacer uso de la tecnología de punta disponible.

Las exigencias técnicas propuestas son las siguientes: límite de peso de conjunto en 55,5 tn (independientemente de cantidad de ejes y tipo de suspensión); relación potencia-peso de 6 CV/tn; vehículo motriz de tipo 6×2 (como mínimo) con una potencia mínima de 300 CV; remolques especialmente diseñados y construidos para este rango de capacidad con suspensión neumática integral.

Deberían garantizar que más del 25% del peso del vehículo motriz sea transmitido a la calzada por el (los) eje(s) de dirección.

Deberían contar con control electrónico de frenos y estabilidad: ABS, EBS y ESP homologado. Al igual que se exige en el caso de los bitrenes, contarían con controlador electrónico de pesos por eje permitiendo la fiscalización del peso y la correcta distribución de la carga en la unidad de transporte.

Para ser admisibles para las capacidades de carga en este rango de peso, los vehículos deberían cumplir con las siguientes exigencias de antigüedad máxima: 15 años para el vehículo motriz, después de los 10 años verificación semestral; y 20 años para el remolque, después de los 15 años verificación semestral.

Será necesario efectuar pruebas de compatibilidad entre los sistemas de seguridad activa del vehículo motriz y los remolcados para asegurar el correcto funcionamiento de los mismos.

 

1 Comentario

  1. Matthijs Gerard van Balen Blanken

    Señores FADEEAC :
    La Argentina necesita urgentemente aumentar productividad y costos y este tipo de propuestas, como así también los bitrenes, ayudan a lograrlo.
    Esta propuesta debe complementarse con la de los bitrenes.
    Argentina necesita de ambos

Deja un comentario