Índices UTN / CEDOL de Costos Logísticos Marzo 2017

Buenos Aires, 06 de abril de 2017-. La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a través de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T), dio a conocer las evoluciones del Índice Nacional de Costos Logísticos y del nuevo Índice de Distribución Urbana, elaborados para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), correspondientes al mes de Marzo de 2017.

De esta manera, en la modalidad que incluye el Costo Logístico con Transporte, la variación fue del 2,51%; mientras que Sin Costo de Transporte fue del 2,76%. Por su parte, el Índice correspondiente a los Costos de Distribución Urbana, la variante Con Acompañante arrojó una suba de 3,45%, mientras que la versión Sin Acompañante, aumentó 3,43%. 

En este sentido, el acumulado para 2017 (enero – marzo) en lo referido a estos indicadores, refleja:

  • Cedol Con Costos de Transporte: 6,36%
  • Cedol Sin Costos de Transporte: 4,45%
  • Distribución Con Acompañante: 8,29%
  • Distribución Sin Acompañante: 10,39%

Asimismo, los principales componentes del costo con alzas significativas durante el primer trimestre del año, y que impactan en estos indicadores, son:

  • Incremento de los costos de la energía eléctrica.
  • Incremento de los costos de peajes. En especial peajes de acceso a Ciudad de Buenos Aires, que impactan en indicadores de Costos de Distribución (con y sin acompañante).
  • Incremento de la Mano de Obra por último tramo de la Paritaria 2016.
  • Incremento en las Patentes.

 Finalmente, si tomamos los últimos 12 meses para analizar los indicadores, los resultados demuestran:

  • Cedol Con Costos de Transporte: 25,81%
  • Cedol Sin Costos de Transporte: 29,76%
  • Distribución Con Acompañante: 33,07%
  • Distribución Sin Acompañante: 31,33%

Por último, recordamos que el indicador de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Fadeeac) arrojó en su evolución de costos para el mes de Marzo un 2,43% de incremento.

 El objetivo de estos indicadores es reflejar mensualmente las variaciones que sufren los costos de los operadores logísticos de todo el país. Su publicación, con los componentes completos, se puede consultar en la web de la Cámara: www.cedol.org.ar

Sobre CEDOL y sus Índices de Costos

La Cámara Empresaria de Operadores Logísticos se fundó en noviembre de 1998 para asumir la representación de las empresas que tienen como principal actividad la prestación de servicios logísticos: traslados, almacenamiento, ensamble y procesos industriales, fraccionamiento de mercaderías para su transporte y distribución, ejerciendo el control, la administración de la información y la responsabilidad en las etapas de la cadena de abastecimiento. Al auspiciar las Buenas Prácticas, la entidad impulsa procesos y tecnologías que permiten brindar a sus asociados un buen nivel de calidad de servicio a un costo adecuado. CEDOL es una entidad miembro de la Federación Argentina de Entidades Empresariales del Autotransporte de Cargas (FADEEAC).

El Índice Nacional de Costos Logísticos se emite en forma mensual desde hace más de 15 años bajo dos formatos: uno que incluye el costo de transporte de las operaciones logísticas y otro indicador sin costos de transporte. Su objetivo es reflejar mensualmente las variaciones que sufren los costos de los operadores logísticos de todo el país y ha sido construido en función de una operación logística tipo, en el orden nacional, que contempla las variaciones de costos para los siguientes rubros: Recursos Humanos, Transporte y Distribución (en todos los modos), Sistemas y Comunicaciones, y Administración de Stocks. Este indicador refleja las variaciones de todos los costos logísticos, a excepción de las improductividades que suelen generarse por causas externas a los operadores logísticos. Asimismo, el Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad (C3T) de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) participa y homologa tanto el resultado como el procedimiento utilizado como base de cálculo para la formación del presente Índice de Costos Logísticos.

Por su parte, la Cámara generó el Índice UTN/Cedol de Distribución Urbana AMBA que se probó durante todo 2015 hasta asegurar su funcionalidad y transparencia. Este indicador se mide en dos versiones: Con o Sin acompañante, y registra los componentes de costos de una operación de distribución urbana, desde que el vehículo es cargado en origen, hasta su retorno al punto de partida. Es decir, no mide operaciones de almacenamiento o sus procesos, ni el transporte de larga distancia.

 

Gracias por su Difusión

Cámara Empresaria de Operadores Logísticos

Sánchez de Bustamante 54. Buenos Aires.

(011) 4860-7775/6 www.cedol.org.ar

 

Comunicación & Prensa: Carlos Toppazzini // 15- 3694-3327 // comunicacion@cedol.org.ar

 

Índices UTN / CEDOL de Costos Logísticos Febrero 2017

Buenos Aires, 09 de marzo de 2017-. La Universidad Tecnológica Nacional (UTN) a través de su Centro Tecnológico de Transporte, Tránsito y Seguridad Vial (C3T), dio a conocer las evoluciones del Índice Nacional de Costos Logísticos y del nuevo Índice de Distribución Urbana, elaborados para la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (CEDOL), correspondientes al mes de febrero de 2017.

De esta manera, en la modalidad que incluye el Costo Logístico con Transporte, la variación fue del 1,23%; mientras que Sin Costo de Transporte fue del 1,02%. Por su parte, el Índice correspondiente a los Costos de Distribución Urbana, la variante Con Acompañante arrojó una suba de 3,38%, mientras que la versión Sin Acompañante, aumentó 4,76%.

En este sentido, los principales componentes del costo que tuvieron alzas significativas durante febrero, con impacto en los indicadores, fueron el incremento de los costos de la energía eléctrica y el de los costos de los peajes, en especial los de acceso a la Ciudad de Buenos Aires (que afectan sobre todo a los indicadores de distribución con y sin acompañante).

Asimismo, dado que en el mes de marzo existe aún un incremento paritario para la mano de obra -consecuencia de la paritaria 2016-, se efectuó un cálculo del impacto de este componente en su parte residual, lo que proyecta para los índices de marzo un alza no menor a:

Costos con transporte: 2,6%
Costos sin transporte: 3,0%
Costos distribución con acompañante: 2,4%
Costos distribución sin acompañantes: 1,8%

Este incremento de salarios ya está vigente por lo que los acumulados correspondientes al primer trimestre del 2017, muestran los siguientes incrementos de costos:

Costos con transporte: 6,5%
Costos sin transporte: 4,7%
Costos distribución con acompañante: 7,2%
Costos distribución sin acompañante: 8,6%

Por último, recordamos que el Indicador de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Carga (Fadeeac) arrojó en su evolución de costos para el mes de febrero un 1,03% de incremento.

El objetivo de estos indicadores es reflejar mensualmente las variaciones que sufren los costos de los operadores logísticos de todo el país. Su publicación, con los componentes completos, también se puede consultar en la web de la Cámara: www.cedol.org.ar

Libro argentino de logística

Fundación Andreani presentó su libro “Aspectos Esenciales de la Gestión Logística. Soporte técnico para profesionales de la logística empresaria”. La publicación propone una visión global acerca de la importancia del gerenciamiento de la supply chain, a partir de la cual se desarrollan los principales procesos y aspectos involucrados en dicha función, presentados en tres órdenes: distribución física y gestión de almacenes, la calidad de servicio y el compromiso de la logística con la comunidad y el medio ambiente.

“El libro es a la vez valioso y generoso. Tiene valor, ya que facilita el proceso de aprendizaje para quien se inserta en logística, aquello que antiguamente lo daba la curva de experiencia; y generoso al poner el conocimiento al servicio de la comunidad y los profesionales en logística del futuro”, aseguró Alejandro Leiras, director de Capacitación de ARLOG. Y completó: “Tiene un doble aporte: teórico y práctico”.

Se trata de una compilación de ejes temáticos desarrollados por docentes de la Diplomatura en Logística de Fundación Andreani – UTN.BA y profesionales del Grupo Logístico Andreani, contenidos en 24 capítulos y agrupados en los tres pilares mencionados anteriormente. Los diversos capítulos ofrecen una síntesis conceptual de cada aspecto y proceso, reuniendo definiciones, visiones y experiencias.

Cedol expuso sobre Costos Logísticos en ExpoAgro

Durante la jornada inaugural de ExpoAgro, martes 7 de marzo, se llevó a cabo en el marco de la feria un encuentro organizado por la Federación de Entidades Empresarias del Autotransportes de Carga (Fadeeac) para presentar a los visitantes el tema de los “Costos Ocultos en la gestión de transporte del Agro”. De esta manera, Roberto Luppo -en representación de Fadeeac- informó sobre los resultados del Análisis de Costos realizado por la entidad que nuclea a los profesores universitarios de costos, y remarcó que “dependiendo del tipo de operación de transporte, prácticamente el 40% del precio promedio facturado corresponde a costos impositivos”. Para ese análisis se tomaron en cuenta 3 grupos de empresas con distintos niveles de servicios, de larga y de corta distancia, alcanzando dichos resultados.

Asimismo, Luppo explicó que “en ese punto radica una gran parte de los costos actuales del transporte y la logística”, mientras que otra parte importante “está conformada por costos de mano de obra del sindicato de choferes y por el valor del combatible”. Lo demás se divide en otros costos varios que componen la matriz y “algún margen de resultado del 3,9%, muy afectado en este momento por la caída de los volúmenes operados”.

Más tarde, Carlos Musante, Director Técnico de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos, se presentó para explicar “la evolución de costos medibles durante los últimos años”, demostrando que “si bien la inflación de costos no es un fenómeno nuevo, en 2016 alcanzó niveles históricos muy altos, con porcentajes iguales o superiores al 40% de suba de costos”. Este incremento “se convalida en la suba de mano de obra, del consumo de gasoil y también en la matriz impositiva” que antes mencionó Roberto Luppo.

Luego, Musante se refirió a los costos que no se miden pero que existen y cada vez impactan más en los costos reales de la logística y el transporte. “No ha sido posible armar series de estos costos ocultos o improductividades y por ello son adicionales que no se miden en ninguna de las polinómicas  de costos elaboradas por la Universidad Tecnológica Nacional o por la Universidad Torcuato Di Tella”, aclaró.

Asimismo, el directivo de Cedol ofreció una publicación del 2016 armada por distintos autores y publicada por la Cámara en la que “se relata con lujo de detalle la forma en que estos costos golpean los resultados y cómo actúan bajo formatos de improductividades generadas por el mismo mercado, o como contingencias no consideradas en el momento de proyectar una determinada operación”. Al respecto, por último, destacó los siguientes ejemplos:

  • Costos ocultos en materia de distribución urbana.
  • Costos por conflictividad social que inutilizan los pasos del transporte.
  • Contingencias laborales a las que se enfrentan las empresas del sector.
  • Los tiempos de carga y descarga, más allá de los tiempos pactados.
  • El estado de las rutas provinciales, en especial las utilizadas para la recolección de las cosechas.
  • Incremento de la cantidad de Sku´s en los mismos volúmenes.
  • Costos ocultos de origen financiero.

Tránsito en la Ciudad: la eterna búsqueda de la cuadratura del círculo

En sentido figurado, se dice que algo es la ‘cuadratura del círculo’ cuando representa un problema muy difícil o imposible de resolver. Y así es como se presenta el problema del tránsito en la ciudad de Buenos Aires. Dicha situación es aún más compleja en la zona sur, donde circula la mayor cantidad de camiones de carga. Según las estadísticas, por la capital circulan unos 30.000 camiones por día, de los cuales el 60% pasa por zona sur.

Como sabemos, el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) se ve sometida a diferentes factores que conspiran contra la resolución del problema, algunos de estos son:

  • La transitabilidad: alta concentración de vehículos y personas, deficiente estado de la red vial, conflictos de uso con otros medios de transporte, cierres y desvíos por reparaciones, cortes por reclamos, etc.
  • La seguridad: ya sea de personas o de bienes (por accidentes, robos y hurtos).
  • La contaminación ambiental: producida por la superpoblación de vehículos con motores a explosión.

Una vez más, todos estos condicionamientos parecen remitirnos al problema geométrico – matemático.

 

¿Centro de transferencia de cargas vs. Receptorías Buenos Aires?

Son formatos distintos y satisfacen una demanda específica. De esta manera,  lo que parece una dicotomía es -en realidad- un complemento. Veamos:

Para pequeñas cargas, eventuales, de alto valor o con necesidad de pronto despacho, la proximidad al punto de recepción aparece como una ventaja importante porque, aun considerando solo parte de los gastos  para trasladarse al Centro de Transferencia de Cargas, la distancia tiene un impacto relativamente alto respecto del costo de flete (combustible, peajes, tiempo, etcétera). Aquí cobra importancia una red externa eficiente (descentralizada) de captación de cargas, conformada con sitios relativamente chicos, pero adecuados para procesar óptimamente todo tipo de cargas.

En contraposición, para volúmenes individuales grandes o recurrente en los que se justifique la utilización de camiones de gran porte, los costos de traslado se diluyen mucho mejor que en el caso anterior, por lo que contar con una plataforma de la magnitud y calidad de la CTC  (Central de Transporte de Cargas) aporta practicidad, seguridad y previsibilidad; en suma, menores costos nominales y relativos  percibidos.

Así, el CTC trae ventajas que son difíciles de ignorar:

  • Beneficia a la comunidad en general ya que tiende a eliminar el tránsito de camiones de gran porte por la ciudad.
  • Cuenta con instalaciones cómodas y seguras para los trabajadores.
  • Les permite a las empresas buenas prácticas operativas.
  • El Estado puede regular y controlar con mayor eficiencia a la actividad de transporte en todos sus aspectos.

 

El análisis nos muestra que no existe una misma realidad para la gran cantidad de empresas generadoras de carga y particulares, que transitan diariamente el AMBA, sobre todo si tomamos en cuenta que el despacho de las cargas será desde ubicaciones geográficas diferentes, tipos de producto y tamaño de envío heterogéneos, canales de distribución con características disímiles, tiempos de entrega más o menos urgentes, etc. Sería un error creer que existe una única solución adecuada, igual para todos y en cualquier circunstancia.

En síntesis, con la utilización alternada de los recursos, según convenga a cada realidad y circunstancia, se cumple con la hipótesis de optimizar la transitabilidad, la seguridad y menores niveles de contaminación ambiental, a los mejores costos relativos posibles.

De esta manera, tanto el cuadrado como el círculo, cierran.

 

(*) Artículo elaborado por Sergio Padrón, Gerente de Nuevos Proyectos de Cruz del Sur. Publicado en Revista Enfasis – Diciembre 2016.

Dietrich, en el Consejo Federal de Fadeeac

Con la presencia de dirigentes de las Cámaras asociadas de todo el país y la presencia del Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, se realizó el 378º Consejo Federal de la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas (FADEEAC), organizado por la Cámara Empresaria de Transporte Automotor de Cargas (CETAC), en Mar del Plata.

Según informó la Federación, el Ministro Dietrich agradeció al sector del autotransporte de cargas por la “paciencia en el proceso del cambio” y la “predisposición para el diálogo y trabajo en conjunto”. Asimismo, anunció que el presidente Mauricio Macri firmó el decreto para implementar, en conjunto con la Aduana y Cancillería, el Régimen de Tránsito Internacional (TIR) que funciona a nivel mundial para facilitar el transporte de cargas entre países limítrofes.

Basado en un convenio de la ONU, el TIR armoniza, facilita y asegura el transporte internacional por carretera y los intercambios. “Este era un reclamo histórico del sector. En 1 año y 3 meses hicimos lo que se había prometido en 2010 y había quedado congelado durante 5 años. El TIR significa un ahorro significativo de tiempo en la aduana y reducciones en los costos de los seguros, lo que genera una mayor competitividad”, sostuvo.

Por otro lado, remarcó que “la visón del plan de transporte es un visión federal y multimodal. No es una falsa dicotomía, no hacemos trenes para atentar contra el camión. Una Argentina competitiva debe ser multimodal. Mucho de lo que transportamos lo exportamos y existen dos componentes: un flete internacional y uno doméstico. Los costos dentro del país son más altos pero esto pasa en todas las partes del mundo. Cuanto más competitivos seamos, mas trabajo tendremos. El plan es de 33 mil millones de dólares, solo de transporte y esto es histórico. La inversión privada está aumentando en todo el país, la gente a veces no conoce qué es lo que pasa. Además, estamos haciendo 1200 de km de rutas y jamás en el país se hizo algo así. Ya terminamos 70, a fin de año tendremos casi dos mil. Este plan los impacta directamente”.

Por su parte, Javier Iguacel, administrador de Vialidad Nacional, expuso los avances del Plan Vial Federal y señaló que “el desafío que tenemos es duplicar las rutas. Buscamos eficiencia de una ruta segura y de una autopista, con banquinas apropiadas, repavimentación. Hay un 65% de rutas en mal estado que puede generar accidentes. Tenemos que poner todo de nuevo en condiciones y eso tiene un costo, más allá de que tengamos buena voluntad”.

En tanto que Guillermo Campra, director de Transporte de Carga, explicó que “pusimos el foco en mejorar la normativa que tenía firmada Argentina con todos los países del MERCOSUR y estamos cumpliendo todos los tiempos para automatizar todos los procesos posibles. Trabajamos en los certificados de autenticación y permisos provisorios. Un tramitador se acercaba cinco veces para hacer un solo trámite y tardaban entre 30 y 45 días en darle respuesta, ahora los estamos entregando en 48 horas y tenemos una sola ventanilla de atención y correo electrónico. Eso no es solo ahorro en el trámite interno sino ahorro para las empresas”.

 

La logística inversa es una ventaja competitiva en el mercado actual

Así lo señaló Judith Giacchino, invitada especial del 9° Encuentro de Intercambio Profesional de CEDOL, que se realizará el 26 de abril próximo, en la sede Puerto Madero, de la Universidad Católica Argentina. La especialista argentina, radicada hace más de 20 años en el exterior, disertará durante el segundo módulo de la jornada, precisamente, sobre “Logística inversa y sus vinculaciones con el B2C”.

Esta abogada de extensa trayectoria multifuncional y multicultural en posiciones de dirección Comercial y Operaciones en compañías de Comunicaciones y Tecnologías, que actualmente trabaja para Brightstar, aseguró que “en un mundo donde los cambios tecnológicos son cada día más acelerados, generando como consecuencia ciclos de vida más cortos de los productos, la logística inversa surge como una de las respuestas innovadoras a esta problemática”.

En ese sentido, explicó además que “no sólo se trata de una solución para el cuidado del medio ambiente, sino también de una ventaja competitiva de mercado para las empresas que la implementan, al ser una herramienta gerencial estratégica que facilita la fidelización de los clientes; lo que se traduce, con el tiempo, en mayores rendimientos económicos para las mismas”.

La logística inversa, también conocida como reversa, ha tenido un gran desarrollo principalmente en países avanzados de Europa, Estados Unidos o Canadá. En Latinoamérica, en tanto, si bien todavía es incipiente, existen varias industrias que comenzaron su aplicación, sobre todo en países como México, Colombia y Brasil. “La implementación de prácticas o procesos de logística inversa dependen sin duda de los resultados de análisis previos de costo/beneficio, políticas medio ambientales que rigen las diferentes industrias de cada país y la responsabilidad social de las empresas”, detalló Giacchino.

Por último, la especialista afirmó que “el desarrollo de la logística inversa para una empresa puede llevar a la disminución en costos de producción y ahorros en el uso de materias primas, pero también puede convertirse en una importante oportunidad de negocios generadora de ingresos”.

Innovación y productividad en Logística

Además de éstos y otros interesantes conceptos sobre logística inversa, durante el próximo encuentro de CEDOL también se presentará una nueva publicación técnica elaborada por la Cámara bajo el título “Necesidad de Innovación y Productividad en las Operaciones Logísticas”, y cuya autoría está a cargo de diversos profesionales de empresas miembro de la Cámara.

Entre los temas a tratar por parte de especialistas de Exologistica, Grupo Logístico Andreani, Cruz del Sur, SAF Logística y Loginter, se destacan: concepto de innovación en las operaciones logísticas; el rol de las personas en la productividad e innovación; la aplicación de la calidad como método para la innovación y la productividad de los servicios logísticos; la logística en un escenario de crecimiento y decrecimiento y su impacto en las operaciones; el marketing y la logística pensados en conjunto para agregar valor; la innovación tecnológica y su financiamiento; y la información oportuna y de calidad como aliada de las operaciones logísticas.

Finalmente, como cada año, también se entregará el premio a la Trayectoria a una personalidad destacada en el desarrollo de la actividad logística, y la donación de una suma importante de dinero para una ONG que realice acciones comprometidas con el bienestar de la sociedad.

La cita será el próximo 26 de abril, desde las 8.30 horas. Para más información o  inscribirse previamente, visite: www.cedol.org.ar

Jorge López: “El año no arrancó bien para la logística”

En un comienzo de año signado por el aumento de tarifas en los servicios y otros insumos clave para el transporte y la logística, el sector se encuentra inmerso en un clima enrarecido, dominado por la incertidumbre y la falta de medidas concretas frente a un mercado que no muestra señales claras de reactivación, especialmente para una actividad clave en el desarrollo de la economía y la productividad del país. En este sentido, Jorge López, presidente de la Cámara Empresaria de Operadores Logísticos (Cedol), fue muy claro al respecto: “El sector no arranca bien el año, incluso debería decir que comienza mal porque viene muy castigado por aumentos en tarifas de servicios, cargas impositivas, combustible, peajes, tasas municipales, etc.”

¿El aumento de los peajes es lo que más molestó al sector?

Es un disparate sin ninguna justificación, porque los peajes de la Ciudad de Buenos Aires son autopistas que ya están amortizadas, o sea que se trata de cajas recaudatorias que inciden fuertemente en el costo de distribución en la Ciudad. También aumenta el combustible, la energía y otros servicios. Suben los alquileres, las tasas en provincias y municipios, tasas de seguridad e higiene, o de ingresos brutos. Todo aumenta y la actividad no repunta, sigue recesiva.

¿Cómo se enfrenta la logística con esta realidad?

Es complicado para la actividad porque se enfrenta otra vez al desafío de tener que trasladar esos aumentos que produce el Gobierno, a las tarifas. Porque no me canso de repetirlo, la logística no es formadora de precios, sino que se ve afectada por decisiones gubernamentales que ajustan diferentes componentes de nuestro costo, y que nos ponen en la difícil situación de tener que trasladar urgentemente estas subas a las tarifas.

¿Qué opina cuando escucha desde algunos sectores que la logística y el transporte son caros o afectan a la competitividad de los productos?

Esos dichos muestran un total desconocimiento de la realidad, es un discurso falso. El costo logístico puede incidir más o menos en los productos, pero insisto, surge de una serie de valores que no dependen del sector, como la enorme carga impositiva, el precio del combustible, peajes, tasas nacionales, provinciales y municipales o la mano de obra. Son todos costos que siguen aumentando y que sufrimos en el sector pero que incluso no siempre podemos trasladar a las tarifas. De hecho, las empresas de transporte, en el 95% de los casos, son de bajísima rentabilidad.

¿Cómo están las empresas de transporte?

Es un sector al que le cuesta mucho sobrevivir porque la gran mayoría son empresas pequeñas o familiares, de gente de trabajo. No es un sector de grandes empresarios. Y los que ven otra cosa, no están observando la realidad. Porque se trata de miles de compañías pequeñas que se debaten día a día para llegar a fin de mes, que están en rojo.

¿Y cuál es el problema de fondo entonces?

El problema está en que los valores de los componentes que hacen al costo de la actividad son muy elevados y no se hace nada para reducirlos, como por ejemplo, con el alto costo impositivo que tiene el sector. Además, frente a esta problemática, se aumenta la marginalidad, la informalidad. Por eso, el sector no está bien económica y financieramente.

¿Qué respuesta ven desde el Gobierno?

La respuesta está en las acciones que implementa. No hace nada para cambiar la situación, sino lo contrario: aumenta el combustible, peaje, energía o cargas impositivas. Todo el tiempo encontramos provincias que suben ingresos brutos o municipios que incrementan tasas al transporte. Por lo tanto, suben los costos. Se hace todo al revés. Antes teníamos el REFOP que funcionaba como un incentivo que retornaba parte de las cargas sociales que pagaba el empleador, lo que ayudó a las empresas y generó un alto blanqueamiento en la actividad. Pero se anuló y ahora vuelve a crecer la informalidad. Habría que retomar ese tipo de políticas.

¿Qué porcentaje de las tarifas corresponden a rentabilidad?

No hay nadie en este sector que llegue a dos cifras en su rentabilidad. Siempre hablamos de porcentajes de una cifra. En general, el sector no llega al 5% de rentabilidad, antes de impuesto a las ganancias. Pero por desgracia, muchísimas empresas no alcanzan ni eso.

Entonces, ¿cuál es el futuro de la actividad?

Se seguirán trasladando los aumentos de costos a las tarifas y habrá algún sector que continuará diciendo que el costo del transporte es muy alto, aunque realmente no lo sea. El único camino es trabajar en reducir la cargaimpositiva para dejar de fomentar la informalidad y simplificar las cosas para las empresas que funcionan correctamente. Esa es la forma de buscar más productividad y más eficiencia.